Diario de Bolsa

¿Una oportunidad única de inversión? Cómo evitar que te timen

Pirámide personas estafador con huye dinero

Los cursos de trading se han popularizado a través de las redes sociales (especialmente en Instagram y Youtube). Cada día es fácil que te salten varios anuncios de supuestos expertos que te ofrecen su asesoramiento para operar con éxito. Algunos de esos “traders” son incluso “famosos”…

¿Te ha llegado una oportunidad única para forrarte con una inversión sin riesgo? ¿Un genio de las finanzas te va a regalar su código secreto para que te hagas millonario? En este mundo, cuando se junta dinero rápido y urgencia, el sentido común es el menos común de los sentidos. Es la combinación perfecta para que, cada día, cientos de personas caigan en alguna estafa de inversión.

¿Quieres evitar que te engañen? vamos a ver algunos ejemplos de los timos clásicos y algunas recomendaciones para identificarlos.

El timo de “las cartas nigerianas” y una herencia millonaria

Seguramente sea de los más clásicos y extendidos. Es bastante probable que, si te das un paseo por tu e-mail y revisas la carpeta de spam o correo no deseado, te encuentres alguno de estos correos.

La historia que hay detrás cambia. Algunas veces es un príncipe africano que necesita repatriar una fortuna a Europa, un millonario fallecido que tenía tu mismo apellido y creen que eres un familiar directo, o un cargamento de lingotes de oro que quieren sacar de algún país lejano.

Aunque popularmente se conocen como “las cartas nigerianas“, hay una infinidad de variantes de este clásico del spam:

Estos correos pueden ser muy sofisticados y estar bien escritos. En ocasiones se apoyan en fotos del fallecido, de los billetes y/o la torre de lingotes de oro de las que hablan en su e-mail. Pero da igual. El sistema es el mismo siempre.

Hay un premio, regalo o millonada esperándote. Lo único que tienes que hacer es un pequeño pago anticipado. Una pequeña inversión para cubrir algún tipo de gasto, que por el motivo que sea, el remitente del mail no puede pagar. El importe es tan ridículo comparativamente con el “premio” que alguno puede pensar… “Oye, para lo que cuesta, ¿Qué pierdo?”

Es un mail por defecto que envían a millones de personas. Con que unos pocos piquen y hagan el pago anticipado, ya sale rentable. Una vez hecho el pago, ni rastro del remitente, ni de la herencia.

Si te llega cualquier correo donde piden un anticipo para empezar a participar en lo que sería una inversión maravillosa y segura, desconfía.

El algoritmo mágico que te hará millonario (sistemas de autotrading)

Aunque suena muy sofisticado, en realidad es un timo muy sencillo. Lo que nos venden es un sistema maravilloso que, operando en algún mercado OTC (oro, Forex, etc.), va a generar miles de euros al día y sin riesgo.

El que te quiere vender ese algoritmo mágico te explicará que, al suscribirte a su sistema, ellos ejecutarán de forma automática las operaciones necesarias con el dinero de tu cuenta.

Qué maravilla! sin que tu tengas que hacer absolutamente nada!

Con 0 esfuerzo por tu parte, generarán unos beneficios tremendos.

Puede acompañarlo de pantallazos, video de otros supuestos clientes que ya están utilizando el algoritmo, etc.

Es bastante común que te pidan instalar un programa llamado MetaTrader. Metatrader es un programa de origen ruso de la empresa MetaQuotes. No tiene nada de malo en sí, es un programa fantástico para automatizar una cartera cuando eres un trader con bastante experiencia. Sin embargo, tiene truco.

Como generalmente los estafadores no pueden acceder directamente a tu cuenta en el broker (un broker OTC o no regulado y sin supervisión, que son los que generalmente funcionan con Metatrader), te pedirán que instales una aplicación que ejecutará las operaciones en base a las señales que ellos vayan indicando.

En muchas ocasiones, los brokers les pagan un porcentaje por atraer negocio al broker. Por eso, con el programa que te instalan, lo que buscan realmente es forzar con el algoritmo a que tu cuenta realice tantas operaciones como pueda.

Así, además de lo que te vayan a cobrar por utilizar su sistema o algoritmo, consiguen generar comisiones para el broker, pérdidas para ti y unos beneficios extras para ellos.

Copia mis operaciones y te haré millonario (vendedores de alertas)

Si te pasas por Instagram, seguramente te encuentres unos cuantos cientos de miles de cuentas de este tipo:

La diferencia principal con el timo anterior es que en este caso no te pedirán que instales ningún programa ni que operes con un broker OTC, aquí es todavía más sencillo.

El timo consiste en que alguien, con un supuesto alto nivel de vida (de lo que generalmente alardea en redes sociales), dice que gana muchísimo dinero en bolsa. El “buen samaritano” te ofrece la oportunidad de que, a cambio de pagar una cuota al mes, te va a avisar cuando haga cualquier compra o venta en los mercados y así tu también podrás hacerte tan millonario como lo es él. ¡Es una ONG!

Da igual que el sistema vaya bien o mal, jamás van a ser auditados. Publicarán rentabilidades que no puedes saber cómo las han sacado. Por ejemplo, pueden optar por darte señales y que algunas operaciones les salen bien, otras mal, pero nunca sabes cuánto han invertido en cada una. El sistema puede ser que sea rentable en el corto plazo, pero ahí se acaba todo…

En en muchos casos, todo está disfrazado como “cursos” que se llevan a cabo por Telegram y quienes los imparten advierten que no es asesoramiento, sino “ideas”, para evitar cualquier tipo de reclamación.

Spoiler: El negocio está en lo que te cobra por el “servicio” que te presta y lo que te está cobrando. Tu eres el negocio, no la rentabilidad que genera su sistema.

Sistemas de alta rentabilidad asegurada

Altas rentabilidades aseguradas invirtiendo en algo que no terminamos de tener claro cómo funciona… Pero oye, si además traes a tus amigos y se unen, te vamos a dar un porcentaje adicional del dinero que ganen ellos… ¿Qué podría salir mal?

Básicamente, tu haces una inversión y el sistema te reporta beneficios en función de cómo se comporte el activo en el que inviertes (puede ser Bitcoin, oro, forex o cualquier cosa) y además por el número de usuarios que hayas añadido a tu red de referidos.

Estos sistema son, en general, una estafa piramidal o esquema Ponzi.

¿Qué es una estafa piramidal o un sistema o esquema Ponzi?

Básicamente, es un sistema en el que el dinero que mete un nuevo inversor sirve, en el mejor de los casos, para pagar las rentabilidades prometidas a los anteriores. Es decir, es un sistema en el que las ganancias de los inversores existentes provienen exclusivamente del dinero de nuevos inversores.

Generalmente, las rentabilidades que obtienes están muy relacionadas con la cantidad de gente que metes al sistema y la publicidad se basa en muchos testimonios (falsos) de personas que dicen haber ganado mucho dinero con el sistema en muy poco tiempo. Es decir, su estrategia de marketing es puro boca-oído.

Algo común en las estafas piramidales es que las ganancias suelen estar garantizadas. No obstante, el dinero que hemos invertido no se ha invertido en nada que pueda generar rendimientos, por lo que la única forma que tenemos de recibir algún retorno, es con las aportaciones que hagan los nuevos inversores.

Detrás de estas inversiones suele haber “empresas” no auditadas, donde es imposible verificar las inversiones o los activo que tienen.

El nombre se debe a Carlo Ponzi, un estafador que en la década de 1920 llevó a cabo este plan y se hizo tremendamente conocido en todo Estados Unidos por el éxito que tuvo su estafa.​ Ponzi obtuvo una considerable cobertura de prensa tanto dentro de los Estados Unidos como internacionalmente mientras se perpetraba (y después de su colapso).​

Su esquema original se basaba en el arbitraje (legal) de unos cupones para sellos postales, pero pronto comenzó a desviar el dinero de nuevos inversores para realizar pagos a inversores anteriores y a sí mismo.

Características de una estafa piramidal

Según la SEC (Securities and Exchange Comission), equivalente a nuestra CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), hay 7 características que todas las estafas piramidales suelen tener en común:

  1. Altos rendimientos con poco o nada de riesgo
  2. Siempre hay ganancias (y nunca se producen pérdidas)
  3. Inversión no registrada oficialmente
  4. Vendedores no registrados o sin licencia
  5. Estrategia de inversión compleja u opaca
  6. Problemas con contratos y documentos legales
  7. Dificultad a la hora de recibir pagos

Si alguien es capaz de generar tanto dinero, os aseguro que si fuera legítimo y real no necesitaría perder el tiempo intentando convencer a hordas de inversores minoristas par que metieran un par de miles de euros a su sistema.

Aunque estos esquemas piramidales no suelen durar mucho tiempo, ha habido algunos casos que han durado décadas, como Bernie Madoff. En cualquier caso, casi siempre duran lo suficiente como para que haya un montón de gente que caiga en la trampa de sus promesas.

Algunos ejemplos de este timo son Arbistar (cuando las malas decisiones generan buenos resultados) o, sin ir más lejos, podríamos hasta considerar que nuestro sistema público de pensiones cumple también muchas características de una estafa piramidal.

Además de revisar las características que cumple un sistema piramidal, os aconsejo que para invertir a través de cualquier empresa o vehículo, visitéis la CNMV.

En general, ¿Qué características suelen reunir los timos más comunes?

Rentabilidades anuales del S&P500 desde 1928 a 2020

Aunque las nuevas tecnologías han sido algo maravilloso para el mundo de la inversión, también le ha facilitado mucho la vida a muchísimos individuos que sólo buscan enriquecerse a tu costa. Actualmente hay poco control sobre estas actividades y es fácil dar con alguna. No nos queda otra que ser precavidos, nadie regala dinero.

Espero que esta entrada os ayude a ser un poco más precavidos y no caer en los timos de la estampita que abundan hoy en día por internet.

Hasta pronto!

En ningún caso mis opiniones y comentarios son recomendaciones de inversión. Si buscas recomendaciones de inversión, consulta a tu asesor financiero.

Entradas relacionadas

Salir de la versión móvil