Icono del sitio Diario de Bolsa

Coffee Can portfolio: descubre una de las formas de moda para invertir a largo plazo

4.2
(5)

Como sabéis, soy muy partidario de invertir con fondos indexados de bajo coste, ya sean fondos normales y corrientes o ETFs, siempre que sean productos indexados a índices como el MSCI World o el Emerging Markets, pero como siempre digo, por encima de todo, no hay nada más importante que conocernos a nosotros mismos y ver qué método de inversión encaja más con nuestra forma de pensar y de actuar ante los movimientos del mercado. Por eso, hoy voy a hablar de un método de inversión bastante curioso y que puede compaginar bastante bien con esa vena ludópata que casi todos llevamos dentro y que nos empuja a buscar pelotados y empresas multibagger.

Seguramente “Coffee Can Investing” no os suene a mucho a la gran mayoría, pero en los últimos años ha cogido bastante fuerza a raíz del libro “100-baggers” del gestor de hedge funds, Christopher Mayer:

¿Qué es eso del Coffee Can Investing? ¿Cómo se relaciona algo como “una lata de café” con los mercados de valores y la inversión? Seguramente todos nos hemos planteado estas preguntas cuando nos enteramos por primera vez de que existe algo llamado “coffee can portfolio”, o, al menos, a mi me pasó.

La expresión me llamó tanto la atención que quise saber de qué iba toda esta película que está pegando muy fuerte (en los últimos años especialmente en India) pero que tiene su origen en USA.

La historia detrás del Coffee Can Portfolio

Robert G. Kirby acuñó el término “Coffee Can Investing” en 1984, en un artículo publicado bajo el título “The Coffee Can portfolio – You can make more money being passively active than actively passive.” y que podría traducirse como: “La cartera de la lata de café: puedes ganar más dinero siendo pasivamente activo que activamente pasivo”.

La idea original se remonta al Viejo Oeste de Estados Unidos, antes de que se estableciera el omnipresente sistema bancario, cuando la gente ponía todas sus posesiones valiosas en una lata de café debajo del colchón o la enterraba en algún sitio secreto de sus tierras y no las tocaban durante mucho tiempo, para mantenerlas a salvo.

Como explica Mayer en 100 baggers, el origen del Coffee Can Investing se remonta a los buscadores de oro estadounidenses en el Viejo Oeste. En aquella época, los mineros de oro ocultaban sus contratos mineros en latas de café y los colocaban debajo del colchón durante décadas como un ritual de compromiso.

Otro libro que trata en detalle esta estrategia, pero muy orientada a ejemplos en India, es “Coffee Can Investing”

Entonces ¿Qué es eso del coffee can investing?

Simplemente es seguir esa misma ideología pero aplicándola a la compra de acciones.

Meter tus pertenencias en una lata y esperar implica que no hay costes de transacción, administración ni ningún otro tipo de coste. Y esto es una de las piedras angulares del Coffee can investing.

Uno de los grandes problemas que tenemos todos los inversores es que compramos y vendemos acciones con frecuencia. Esto proporciona buenos rendimientos al bróker, pero una importante pérdida para los inversores particulares.

Se han realizado varios estudios sobre la importancia de estar quietos, (El secreto de un penalti perfecto: Sergio Ramos, Daniel Kahneman y el arte de no hacer nada) para ver las ganancias al invertir a corto plazo comparado con invertir a largo plazo y todos llegan a una única conclusión: Los inversores con una visión miope y cortoplacista obtenían peores rendimientos que los inversores que invirtieron a largo plazo y mantuvieron sus posiciones. ¿Quieres hacerlo mejor que la mayoría? entonces no hagas nada

¿Motivos? Desde las comisiones, la influencia de las emociones (¿Crees que eres un inversor racional? Los sesgos cognitivos) o el efecto de los momentos de pánico en nuestras decisiones (Cómo no actuar en un mercado en pánico).

La realidad es que, cada vez, los mercados son más rápidos y las acciones se mantienen menos tiempo en cartera:

Coffee Can Portfolio, en términos simples, se puede asemejar a una cartera de “comprar y olvidar”, el “Buy&Hold” o “invertir a largo plazo” pero aportando una vuelta adicional de tuerca.

¿Cómo se puede crear una cartera Coffee Can Investing?

Principalmente, es una estrategia de inversión a largo plazo con un horizonte temporal de más de 10 años. Al final de los 10 años, algunas acciones no habrán crecido, otras habrán perdido todo o gran parte de su valor y unos dos o cuatro valores habrán tenido un rendimiento superior. La idea es que esas empresas que generan unos resultados superiores proporcionarán un alto retorno sobre la inversión total de la cartera.

Es decir, hablamos de intentar comprar una Netflix, Amazon, Tesla, etc. en una etapa inicial de su desarrollo o en mitad del proceso de crecimiento y asegurarte que, pase lo que pase y por encima de todo (incluyendo posibles quiebras) no te vas a permitir vender una sola de esas acciones. Y, en todo momento, siendo conscientes de que podemos equivocarnos y que es imprescindible diversificar la cartera.

Las reglas que hay que seguir para crear una cartera Coffee Can serían:

  1. Utiliza un broker con bajas comisiones y sin comisión de mantenimiento (como Interactive Brokers) ya que si no, tendrás una losa a la hora de disfrutar del efecto del interés compuesto.
  2. La empresa debería haber existido durante, al menos 10 años.
  3. Escoge acciones de empresas que tengan un excelente historial financiero de crecimiento de ingresos y ganancias durante más de 10 años. ROCE de al menos el 15% durante 10 años (ROCE = Net Income/ Shareholders Equity) y el crecimiento de los ingresos debe ser de al menos un 10% interanual.
  4. La capitalización de mercado debe ser, preferiblemente, small caps y empresas de mediana capitalización.
  5. La empresa debe tener un buen valor de marca.
  6. La empresa debe dominar el mercado y tener alguna ventaja competitiva aunque sea en un nicho.
  7. Ten una cartera concentrada pero diversificada, de 10 a 15 acciones y con una baja rotación (en media, debes rotar menos de 1 acción por año).
  8. No concentres demasiada posición de tu cartera en un tipo particular de acciones. Es importante mantener nuestra cartera diversificada para reducir el riesgo total.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una cartera coffee can investing?

Sé que puede parecer muy atractivo elegir unas cuantas acciones exclusivas y de alto crecimiento para crearte tu propio Coffee Can Portfolio, pero siempre hay dos caras de una moneda:

“El interés compuesto es la octava maravilla del mundo. El que lo entiende, se lo gana… el que no… lo paga “.-

Albert Einstein (cita apócrifa)

Ventajas:

  1. Los inversores pueden obtener fantásticos rendimientos atravesando grandes periodos de volatilidad, ya que no se debe mirar la evolución de las acciones.
  2. En el curso de la inversión a largo plazo, invertir en acciones de gran calidad a largo plazo puede generar buenos rendimientos ya que la magia de la capitalización hace el truco de multiplicar sus ganancias.
  3. Es un método que nos permite evitar las grandes comisiones que acompañan a las inversiones a corto plazo.

Desventajas:

  1. Muchos inversores se retiran después de ver los beneficios a corto plazo y, por lo tanto, se pierden los beneficios que les esperaban a largo plazo.
  2. Las nuevas industrias que ingresan al mercado y reemplazan a los anteriores líderes del mercado pueden reducir el rendimiento de ciertas acciones. Las empresas growth small cap se caracterizan por tener una baja rentabilidad en promedio (el problema de invertir en small caps)
  3. Comprar y mantener una acción de mala calidad a largo plazo puede llevar a la destrucción de nuestro patrimonio.

¿Supera a otros planes de inversión?

El método de inversión de latas de café puede tener un rendimiento superior, pero eso depende de las acciones que escojamos y de nuestra suerte con el stock picking. Por eso no es una estrategia que vea muy apta para el grueso de nuestra cartera.

La mediana capitalización y la pequeña capitalización son mucho más arriesgadas que la inversión de gran capitalización, pero producen incluso mejores resultados que la gran capitalización cuando los mercados están a favor. Esto se debe al hecho de que la mediana y pequeña capitalización tienen mucho espacio para crecer y, por lo tanto, brindan buenos rendimientos.

Pero no debes invertir solo mirando su capitalización de mercado. Lo principal que debemos considerar es la calidad de su negocio subyacente. Pero puede resultar realmente difícil y abrumador determinar si una empresa es de gran calidad.

¿Qué acciones forman parte de mi coffee can portfolio?

A día de hoy, después de haber sido poseedor de empresas como Paypal, Netflix o Square en sus etapas iniciales (y haberlas malvendido), lo que yo llamo mi “cartera de billetes de lotería” y que no necesariamente encajan al 100% con los requisitos de un coffee can portfolio, está compuesto por las siguientes empresas:

  1. Chipotle Mexican Grill (CMG)
  2. Farfetch (FTCH)
  3. Global-E Online Ltd. (GLBE)
  4. ETSY
  5. Elastic NV (ESTC)
  6. Palantir (PLTR)
  7. Fastly (FSLY)
  8. Twist Bioscience (TWST)
  9. Upstart Holdings Inc (UPST)

El peso en mi cartera es ridículo, ya que no invierto más de 500€ en ninguna de estas acciones, aunque hay alguna que ha ido mucho mejor de lo que me esperaba (como CMG).

Resumen

Coffee Can Portfolio es uno de los mejores tipos de inversión… siempre que se escojan las acciones correctas a largo plazo y seamos capaces de dejar correr la cotización. Esto es, por varios motivos, un sistema que no es apto para la mayoría, ya que no deja de ser un casino, pero sí puede ayudarnos a estar más centrados en lo que de verdad importa para alcanzar nuestros objetivos.

Esto me lleva a dejar claro que no es un sistema que recomiende, pero entiendo que a mucha gente le cuesta mantenerse alejado de los cantos de sirena y los pelotazos. En esos casos, determinar una pequeña cantidad de la cartera que podemos destinar a especular (¿5%?), sabiendo que nos exponemos a perder el 100% de la inversión en muchas de las empresas, puede tener sentido dentro de nuestra estrategia global.

En cualquier caso, recuerda que es muy, muy facil que, si buscamos ejemplos de gente que haya aplicado esta estrategia, únicamente encontremos los casos de éxito. Es una estrategia muy propensa al sesgo de supervivencia, donde todos aquellos a los que les ha salido mal, nunca lo van a contar.

En resumen, el marco de 4 pasos para crear nuestra propia “cartera de lata de café” sería:

  1. Elije empresas que sean líderes del mercado.
  2. Crea una cartera de 10 a 15 empresas y una rotación prevista de menos de una acción por año.
  3. Elije empresas que tengan un excelente historial de crecimiento de más de una década.
  4. No se centre en un tipo de acciones; mantén una cartera diversificada.

Hasta pronto!

En ningún caso mis opiniones y comentarios son recomendaciones de inversión. Si estas buscando recomendaciones de inversiones, consulta a tu asesor financiero.

Puntuación media: 4.2 / 5. Votos: 5

Hasta ahora, no hay votos. Sé el primero en puntuar este contenido.

Entradas relacionadas

Salir de la versión móvil