Icono del sitio Diario de Bolsa

¿Qué hace especiales a los mejores inversores de la historia?

Mejores inversores de la historia Buffett Bogle Howard Marks Lynch
5
(2)

Casi todos los grandes inversores de la historia han tenido en común una característica importantísima a la hora de pensar y tomar decisiones (y no sólo para la inversión): Los marcos o modelos mentales.

Los modelos o marcos mentales son mecanismos que nos ayudan a interpretar el entorno y orientar la forma en que tomamos decisiones. Son herramientas que pueden mejorar los resultados de nuestras inversiones, especialmente para aquellos que están empezando a invertir. 

La siguiente lista incluye algunos de los marcos que han utilizado los grandes inversores de la historia y que han influido en el pensamiento de millones de inversores particulares.

Charlie Munger

Con apenas 29 años, Charlie Munger se divorció y perdió gran parte de su patrimonio en la separación. A sus 31 años, su hijo murió de leucemia, y, debido a que no contaba con seguro de salud, nuevamente perdió gran parte de su patrimonio, estando prácticamente en la quiebra. Posteriormente perdió el ojo izquierdo, quedándose tuerto de por vida.

A pesar de ello, fue capaz de recuperarse, construir una gran carrera en el mundo de la inversión y alcanzar rápidamente la independencia financiera, hasta convertirse en uno de los mejores inversores de la historia.

Munger suele decir: “Debes asumir que la vida será dura y preguntarte a ti mismo si lo puedes soportar y si la respuesta es afirmativa, entonces simplemente sonreír y seguir adelante”, sin duda puro estoicismo.

Aunque Munger alcanzó la fama como la mano derecha de Warren Buffett en Berkshire Hathaway., ya había demostrado sus habilidades como inversor años antes. Se estima que Charlie Munger obtuvo una rentabilidad del 19,8% anual entre 1962 y 1975, período en el cual el Dow Jones creció a una tasa del 4,9% anual.

¿Cuál es el secreto de Charlie Munger? En una entrevista, recordó una cuestión que un invitado le preguntó durante una cena a finales de los años 80:

“Cuénteme, ¿a qué cualidad le debe su enorme éxito?”

Munger le respondió:

“Soy racional. Esa es la respuesta”

Sus principales aportaciones a su modelo mental fueron las siguientes:

Enfoque multidisciplinario

Todas las disciplinas analizan las cosas de formas distintas, pero cada una ayuda a entender y considerar una visión diferente de cualquier cosa. Esto significa que no solo debemos analizar la situación financiera de una empresa, sino que también tratamos de comprender el ecosistema en el que opera y sus diferentes puntos de vista o perspectivas. 

Suena difícil y requiere una lectura amplia, pero comprender que existen diferentes puntos de vista nos preparará mejor para resolver problemas y comprender qué afecta a nuestras inversiones. Charlie cree que es bueno comenzar con las grandes ideas en disciplinas clave como matemáticas, economía, psicología, ingeniería y biología.

Un psicólogo pensará en términos de incentivos, un científico en términos de hipótesis y experimentos, y los ingenieros en sistemas y redundancia. Todas las disciplinas analizan eventos desde diferentes ángulos, pero es útil considerar la perspectiva general.

Negocios de alta calidad

La calidad del negocio es lo más importante a largo plazo. Calidad significa tener productos y una gestión de primera clase.

En palabras de Munger : “Es mucho mejor comprar una empresa maravillosa a un precio justo que una empresa justa a un precio maravilloso”.

Un ejemplo de negocios de alta calidad lo constituyen las aristócratas del dividendo y las Dividend Kings.

Benjamin Graham

Benjamin Graham, el “padre” de la inversión en valor y profesor de Warren Buffett en la universidad, también es autor de El Inversor Inteligente (The Intelligent Investor) y Security Analysis

Mr Market

Benjamin Graham nos dice que, cuando invertimos, debemos imaginarnos que somos dueños de un negocio con un socio llamado Mr Market. Este socio nos da una cotización, un precio de nuestras acciones, todos los días, para comprar nuestras acciones o un precio para vender nuestra parte del negocio. ¡Las cifras de Mr Market pueden variar desde un precio muy pesimista a otro muy optimista! Eres libre de rechazar su oferta porque sabes que siempre volverá mañana con una completamente diferente.

Margen de seguridad

Un margen de seguridad es la diferencia entre el precio de un título y su valor intrínseco estimado. La compra de acciones u otros valores con un margen de seguridad permite realizar una inversión al tiempo que reduce el riesgo a la baja. 

Cualquier cosa puede suceder en los mercados, por lo que es útil comprar con un descuento significativo como protección contra la volatilidad del mercado o los errores de juicio o cálculo.

Una acción es una parte de un negocio

Graham dice: “La inversión es más inteligente cuando es más empresarial”. Es decir, se trata de tener la mentalidad de un propietario de empresa privada y no de una apuesta de casino. Las acciones no son solo cotizaciones en una pantalla o una hoja de papel, sino un negocio real. Si fuéramos dueños del negocio al 100% como propietario a largo plazo, ¿estaríamos tan preocupados por los titulares de noticias negativos o la volatilidad del mercado de valores a corto plazo? La mayoría de las veces, la respuesta a esa pregunta probablemente sea negativa.

Warren Buffett

Todos conocemos a Warren Bufett, seguramente uno de los mejores inversores de todos los tiempos (y seguramente, el mejor: el auténtico secreto de Warren Buffet: trigo, ajedrez y Jim Simons)

Conocido como el «Oráculo de Omaha»,​ Buffett es adepto de la inversión en valor y lleva un estilo de vida austero, a pesar de su inmensa riqueza. Vive en la misma casa del centro de Omaha, que compró en 1958 por US$31.500 y conduce un Cadillac XTS.

Algunas de sus inversiones más conocidas han sido: Coca-cola (KO), American Express, Goldman Sachs, Apple o Duracell.

Fosos

Busca empresas con ventajas competitivas sostenibles o fosos que permitan a una empresa diferenciar sus servicios y productos de la competencia, dándole una ventaja competitiva. Los fosos típicos de las empresas incluyen la marca u otros activos intangibles, los beneficios de escala, los costes de sustitución y los efectos de red (donde un servicio gana valor adicional a medida que más personas lo usan, como en Facebook).

Un gran experto en fosos es Pat Dorsey, que detalla de forma amena los tipos de ventajas competitivas y cómo identificarlas en “El pequeño Libro que genera Riqueza”:

George Soros

George Soros es uno de los administradores de los hedge funds (fondos de cobertura o fondos de capital riesgo) más exitosos del mundo y famoso por forzar al Banco de Inglaterra a devaluar la libra.

Reflexividad

George Soros ha sugerido que los mercados financieros se ven afectados por la forma de pensar de los participantes. Soros cree que los mercados son reflexivos, es decir, nuestras creencias sobre el mercado o una empresa pueden afectar directamente los fundamentales subyacentes provocando un ciclo de retroalimentación positiva o negativa. Entonces, en lugar de que el mercado refleje lo que está sucediendo en la economía, el mercado puede impactar directamente en lo que sucede en la economía.

Un ejemplo de esto es una caída del mercado de acciones. Se supone que los mercados de acciones reflejan los fundamentales económicos, pero una caída del mercado de acciones puede afectar a la economía real al reducir la riqueza y la confianza, lo que ayuda a provocar una recesión.

Un ejemplo más positivo es una empresa con una cotización en alza; puede recaudar capital y atraer nuevos inversores más fácilmente, aumentando así las posibilidades de éxito de la empresa.

Peter Lynch

Peter Lynch es seguramente uno de los mas famosos inversores de todos los tiempos, principalmente por su gestión del Fidelity Magellan Fund y ser el autor de Un paso por delante de Wall Street (“One Up on Wall Street” en su título original).

Invierte en lo que conoces

Las acciones especulativas de minería y biotecnología pueden ser una inversión atractiva en un mercado alcista. Pero como dice Lynch, “una acción no es un billete de lotería, es la propiedad parcial de una empresa”.

A veces, las mejores inversiones están justo frente a nosotros. De hecho, las visitas al centro comercial fueron una fuente de muchas de las ideas de Peter. Es decir, para Peter Lynch, las mejores ideas a menudo provienen de lo que sabes.

Personalmente le daría la vuelta a este concepto y lo cambiaría por “no inviertas en lo que no sabes o no conoces”, y no hablo de un sector o empresa en concreto, si no iría más allá al concepto de “producto” de inversión.

Howard Marks

Howard Stanley Marks es cofundador y copresidente de Oaktree Capital Management. Los fondos liderados por Marks han producido retornos a largo plazo netos de comisiones del 19% anual.

Marks es reconocido en la comunidad inversora por sus “memorandos”, que detallan sus estrategias de inversión y su conocimiento de la economía, que publica en la web de Oaktree.

“Cuando veo los memorandos de Howard Marks en mi correo, son lo primero que abro y leo. Siempre aprendo algo”

Warren Buffett

Es autor de Lo más importante para invertir con sentido común (“The Most Important Thing: Uncommon Sense for the Thoughtful Investor” en su título original en inglés):

Ver disponibilidad en Amazon: Kindle / Físico

Pensamiento de segundo orden

El pensamiento de primer nivel es simple: una empresa tiene una perspectiva favorable, por lo que las acciones subirán y es una compra., pero invertir no es así de simple, porque el mercado valora expectativas. El pensamiento de segundo nivel tiene en cuenta los efectos de segundo orden de las expectativas de los demás. Es decir, el pensamiento de segundo nivel comprende que, aunque una acción puede ser una gran empresa, porque todo el mundo piensa que es una gran empresa, corre el riesgo de ser sobrevalorada o sobrevalorada justo porque todo el mundo está convencido de ello, no ven riesgo alguno y todo el porvenir de la empresa es maravilloso. Por lo tanto, la acción puede ser en realidad una venta.

John “Jack” Bogle

John Clifton Bogle, (Jack para los amigos) es uno de los inversores qué más relevancia han tenido para la evolución de las estrategias de inversión en los mercados y, a la vez, uno de los más desconocidos.

“Si hubiera que levantar una estatua en honor de quien ha hecho más por los inversores americanos, debería ser para Jack Bogle.” Warren Buffett

Es considerado por muchos el padre de la gestión pasiva e indexada, un estilo de inversión que basa su estrategia en replicar a los índices bursátiles. ¿Por qué? porque muy pocos fondos consiguen batir al mercado y muchos menos después de descontar las comisiones de sus gestores.

La mayoría de su filosofía la podemos encontrar en “El pequeño libro para invertir con sentido común”:

Aunque ya hemos hablado en detalle de John Bogle y su filosofía que siguen los “bogleheads”, en mi opinión, existe una versión mejorada y más completa del libro de Bogle, escrita por William Bernstein en “Los Cuatro Pilares de la inversión”:

Ver disponibilidad en Amazon: Físico / Kindle

Lo simple es lo mejor

La idea fundamental de Bogle se puede resumir en una frase: “No busques una aguja en un pajar, compra el pajar”. Bogle defiende la inversión a largo plazo y de forma recurrente, independientemente de las circunstancias del mercado (el Market Timing y otras formas de hacerte perder dinero), buscando siempre productos financieros de bajo coste, donde los fondos indexados son los reyes.

Enfócate en lo que puedes controlar

La mayoría de las cosas por las que se preocupa un inversor (crecimiento de ventas del próximo año, beneficios del siguiente trimestre, la fecha de la próxima recesión, etc.) escapan totalmente de su control. Invertimos mucho tiempo y esfuerzo en tratar de localizar las inversiones más rentables con idea de batir al mercado pero, al final, muy pocos lo consiguen y menos todavía de forma constante a largo plazo. El inversor particular debería centrarse en aquellas cosas sobre las que sí tiene poder de decisión: los costes de invertir, la asignación de activos, los impuestos, etc.

Por eso, Bogle defiende la inversión a muy largo plazo en ETFs y fondos indexados, que tienen menores costes y nos aseguran un resultado mejor que el que obtendrá la gran mayoría. Esa simple genialidad es lo que le convierte sin duda alguna, en uno de los mejores inversores de la historia y, desde luego, el mejor para el beneficio de la mayoría.

¿Quieres aprender más sobre como invertir de la mano de los mejores inversores de la historia? te recomendamos que le eches un vistazo a los libros que recomendamos para empezar a invertir.

Hasta pronto!

En ningún caso mis opiniones y comentarios son recomendaciones de inversión. Si buscas recomendaciones de inversión, consulta a tu asesor financiero.

Puntuación media: 5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, no hay votos. Sé el primero en puntuar este contenido.

Entradas relacionadas

Salir de la versión móvil