grafico beneficios de la diversificación al reducirse el riesgo y la volatilidad al aumentar la diversificación

Diversificación: Cuáles son los beneficios de diversificar con diferentes activos

La importancia de la diversificación

Siempre hay una cosa que me llama la atención de los grandes inversores: diversifican poco y posicionan gran parte de sus recursos en muy pocas acciones (Diversificar es de idiotas). Los minoristas ¿no debemos diversificar? ¿estamos entendiendo algo mal?

Lo primero que debemos pensar es que los gestores no se están jugando su propio dinero. Esto crea unos incentivos tremendos a asumir más riesgos. ¿Por qué? porque el no diversificar aumenta las probabilidades de resultados extremos, tanto para lo bueno como para lo malo. El problema es que el gestor no juega con su propio dinero, por lo que las consecuencias de unos malos resultados están muy amortiguadas, mientras que disfrutan de todos los beneficios: si aciertan de lleno, van a recibir mucha atención, nuevos clientes y un aumento de los activos bajo gestión y, con ello, de sus ingresos por comisiones. Sólo hay publicidad para el ganador.

Los minoristas somos, en general, bastante malos con nuestras decisiones de inversión. Así que, ¿por qué tener todos los huevos en la misma cesta cuando tenemos tendencia a tirarla al suelo?

Los análisis nos dicen que, a partir de 15 acciones (bien diversificadas, no valdría una cartera con 15 bancos europeos) la cartera tiene una volatilidad similar a la del mercado.

Pero… ¿es la volatilidad es una buena medida del riesgo? en mi opinión, la variación del precio al que cotiza una acción no nos está dando el riesgo real, que es que perdamos nuestro dinero de forma permanente.

Si tenemos una cartera con 2 empresas con el mismo peso y una de ellas quiebra, nuestra cartera “sólo” pierde el 50% de su valor. Si tenemos 10 empresas con el mismo peso en la cartera y una quiebra, la cartera pierde únicamente el 10% de su valor, algo bastante más llevadero, pero todavía parece muy alto… Evidentemente, si invertimos de forma indexada este problema ya se reduce muchísimo al partir de carteras muy diversificadas.

Si miramos las caídas máximas y lo que hace falta que suba el mercado para recuperarnos de la quiebra de una posición, quizá tengamos una medida más clara del riesgo asumido.

Recuerda: nosotros no estamos jugando a la ruleta con el dinero de otro.

¿Por qué diversificar? ¿Cuáles son los beneficios?

Como dice William Bernstein, autor de los cuatro pilares de la inversión, cuando tomamos decisiones en situaciones de alta incertidumbre y con grandes riesgos, es más importante fijarse en las posibles consecuencias que en dominar las probabilidades. No se trata de predecir lo que sucederá y maximizar las rentabilidades si acertamos, si no de buscar un resultado óptimo ante cualquier posible escenario que nos permita permanecer en el juego.

Por poner un ejemplo práctico, si ponemos todo nuestro capital en un único activo, como un restaurante en Mallorca, estamos en un caso en el que no existe diversificación. En esta situación, toda nuestra inversión se vería afectada por una mala temporada de turismo en Mallorca, un cambio de la regulación local, impuestos específicos a la actividad, restricciones adicionales a la restauración por el COVID, o cualquier evento concreto que se produzca en la isla de Mallorca. Esto serían los riesgos individuales.

Si compráramos también un restaurante en Madrid, muchos de los riesgos individuales del restaurante de Mallorca no aplicarían al restaurante en Madrid (como el turismo de Mallorca, los impuestos locales, etc.) sin embargo, seguiría habiendo una alta exposición a otro tipo de riesgos de la actividad, ya que es la misma. Es decir, hay un alto nivel de correlación en nuestra cartera. Podríamos tener una cadena completa de restaurantes, repartidos por todo el mundo, y todavía estaríamos asumiendo un alto riesgo en la cartera, ya que no hemos diversificado nada la actividad, hay muchos eventos que afectan a toda nuestra cartera por igual. Aquí hablaríamos de un riesgo de la cartera muy alto, casi similar al riesgo individual.

Cuando empezamos a incluir otros negocios y sectores, por ejemplo una peluquería en Miami, una tienda de ropa en París, una minería en México y una aerolínea, se empiezan a reducir los riesgos. Van quedando menos eventos que afecten a todas nuestras inversiones. ¿El turismo afecta a la minería? ¿un mal clima en Mallorca afecta a la peluquería en Miami?, como vemos, es más complicado que algo afecte a toda nuestra cartera. Sin embargo, cada negocio sigue funcionando y generando rentabilidad.

Cuando alcanzamos un nivel de diversificación en el que los activos que la componen tienen poca correlación, es cuando estamos bien diversificados y conseguimos los beneficios de la diversificación. En esta situación, sólo nos queda una exposición importante a los eventos globales que afecten a todo el mercado, hemos diversificado hasta alcanzar los niveles de Riesgo del Mercado. Contra esos, poco podemos hacer a coste 0, existen alternativas como usar coberturas con opciones pero suponen costes para el inversor.

Descubre más imágenes y esquemas sobre bolsa e inversión en la galería de imágenes o en Instagram

Entradas y páginas relacionadas con esta imagen:

  1. ¿Qué es el Asset Allocation? cómo aplicarlo y por qué
  2. ¿Miedo a la volatilidad? Prueba la cartera permanente
  3. Diversificar es de idiotas

Puntuación media: 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, no hay votos. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

¿Cómo puedo mejorar este contenido?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *