elección de activos

¿En qué empezar a invertir en Bolsa?

Si estás pensando en empezar con esto de la bolsa y ya has visto nuestros consejos, aquí va otra recomendación: busca invertir de manera sencilla. ¿Qué quiero decir con esto? que hay activos de mucha calidad, diversificados y al alcance de todos que te van a permitir automatizar al máximo tus inversiones.

Por regla general, el elegir las acciones o productos en los que inviertes (concepto también llamado stock picking o asset allocation) suele acabar perjudicando al inversor más que beneficiarle, pueden complicar mucho tus obligaciones fiscales y muy raramente se consigue batir al índice de referencia, incluso siendo “profesional” (si no te lo crees, investiga a partir de esta noticia) ¿Qué podemos hacer entonces? La respuesta es sencilla, aunque como todo en economía y en la bolsa, nos gusta ponerle nombres raros para que suene mejor: tenemos que “indexarnos”.

En qué empezar a invertir en bolsa, qué es el concepto de stock picking, ¿por qué merece la pena la gestión pasiva o indexación?

Indexarse no es más que comprar todos los activos que componen un índice concreto. Es decir, indexarse es directamente invertir en el Ibex 35, o, ya a nivel internacional, invertir en el MSCI World, S&P500,… (hay miles) y en la proporción exacta del peso que tienen esos activos en el índice. Posiblemente te estés preguntando cómo puede hacer eso un pequeño ahorrador, pero hace varias décadas que un señor llamado John “Jack” Bogle solucionó este problema creando la llamada “gestión pasiva”.

Estos gestores crean fondos o ETFs (fondos cotizados que compras y vendes en el mercado) que no buscan elegir acciones baratas o las mejores según el momento, ellos replican el comportamiento de un índice. Esto facilita enormemente nuestra inversión ya que podemos automatizar del todo el proceso y olvidarnos de seguir el mercado, “keep it simple”, al menos hasta que sepas qué tipo de inversor eres, qué tal gestionas los momentos de pánico y cuánto te gusta aprender de bolsa. Para entender bien este punto, recomendamos que visites este artículo sobre las diferencias de la gestión activa y la gestión pasiva.

Un error muy típico es meter más dinero en bolsa del que realmente estamos dispuestos a perder.

¿Cómo descubres cuándo estas en esa situación? normalmente lo notas cuando te vas a la cama, los nervios a que el mercado vaya en tu contra, ¿ver caer un 10%/20%/30% el valor de tu cartera te quita el sueño? entonces debes trabajar tus miedos (que se consigue con tiempo y entrenamiento) o, si no queda otra, reducir posiciones, porque tu cabeza te va a jugar malas pasadas y te vas a lanzar a vender tu cartera en las caídas justo cuando debes hacer lo contrario, seguir comprando e incluso con más fuerza.

La psicología es importantísima en bolsa, tanto que es uno de los factores más relevantes que acaban diferenciando a un buen inversor de otro que no lo es. Consejo: ve con calma hasta que sepas dónde están tus límites mentales, no es lo mismo perder un 30% de 1.000€ que hacerlo sobre 200.000€, y créeme, la Bolsa caerá un 30% en algún momento.

Volviendo al punto de la gestión pasiva o indexada, hay algunos índices que me parecen muy recomendables para arrancar en renta variable:

  1. MSCI World – os explicamos todo en esta entrada donde explicamos qué es el MSCI World y como invertir en él
  2. S&P500
  3. S&P US dividend Aristocrats
  4. S&P EUR dividend Aristocrats
¿Qué es el Asset allocation?

El primero, intenta replicar la evolución de la economía mundial, superbien diversificado y con un coste muy competitivo, ¿puede haber mejor selección de activos? Hay muchas formas de invertir en ellos, por ejemplo, la gestora Amundi tiene el fondo MSCI World en el que podemos invertir a través de OpenBank, Renta4 o Bankinter con buenas condiciones.

S&P500 es seguramente el índice más famoso a nivel mundial y el que Warren Buffett recomienda a su mujer invertir, si el considerado mejor inversor de todos los tiempos dice eso, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria?

Los otros dos son ETFs que recogen un conjunto de empresas muy especiales: aquellas que incrementan de manera consecutiva durante 20 años (en el caso de US y creo que 15 en Europa) la retribución por dividendo a sus accionistas. ¿Qué hace que sean tan interesantes? piensa en todo lo que ha pasado en los últimos 20, 30 o 40 años: la crisis del petróleo, guerras, la crisis subprime… y estas empresas han ganado más y más dinero aumentando anualmente el dividendo durante décadas, aún con ciclos bajistas y crisis históricas de por medio, lo que demuestra fortaleza del modelo de negocio y nos da seguridad para nuestra inversión. De estas últimas hablaremos mucho más en futuras entradas, ya que son uno de los pilares de mis inversiones y hay una gran selección de empresas de diferentes sectores que cumplen estos requisitos.

Espero que os haya gustado y que volvamos a vernos. Como siempre, encantado de que comentéis vuestras impresiones.

Hasta pronto!

En ningún caso mis opiniones y comentarios son recomendaciones de inversión. Si estas buscando recomendaciones de inversiones, consulta a tu asesor financiero.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *